Preparación del terreno

LA PLAGA DE LOS CANGREJOS CHINOS

Los medios de comunicación se han hecho eco en semanas pasadas de la plaga de cangrejos chinos que está alterando el estuario del Támesis. Al parecer, el cangrejo peludo chino, Eriocher sinensis está proliferando de tal modo por las orillas y diques que jalonan la desembocadura del Támesis que los expertos temen por la estabilidad de las defensas que protegen contra las aguas altas. Los cangrejos chinos excavan sus madrigueras en el barro de esas defensas, que se desmoronan.

El cangrejo chino fue traído a Europa a comienzos de la década de 1920, probablemente en los lastres de agua de los barcos. De unos nueve centímetros de diámetro de caparazón, Eriocher sinensis se caracteriza por tener las pinzas más o menos peludas. Hoy se extiende tanto por extremo oriente como por el norte de Alemania, Países Bajos y sur de Gran Bretaña.

A pesar de que en Europa es considerado plaga por socavar presas y diques y por dañar redes de pesca, en China es un manjar muy delicado y se consumen guisados tanto solos como con salsa de soja. Tomado de Eco-SEA ARACNET, 6 - Bol. S.E.A., nº 27 (2000) : 90-92

Entradas más populares de este blog

(Bendecidos)

El "hermoso hoy": Discurso pronunciado por Eduardo Lalo con ocasión de la entrega del Premio Rómulo Gallegos (2013) a Simone.

Dos poemas de Manuel Ramos Otero