El ocho no es el mismo sin ti

8

La cordialidad y el respeto por el número de mi padre en la Ocha me lleva a completar esta pequeña entrada en la frivolidad. Sin embargo, declaro que acepto pero no seguiré todas las reglas. Es algo patológico e ineludible. No lo siento, ni me arrepiento.

I. No puedo decir nada sobre mi mismo porque no soy. Estoy, me encuentro en una situación sinestética, monstruosamente lúbrica con MotetedeIndias. No estoy exactamente vivo ni muerta.

II. Cangrejo de tierra, jueyito insacable, palancú y máquina de guerra menor. A diferencia de los gustosos, mi condición hace de mi desplazamiento una aporía para el corral y el salmorejo. Enigma no soy pero jodo mi poquito. Me he cargado a más de un pescaito tirao al medio, dito. Antinacionalista pues no condiciono la pertenencia a alguna comunidad en términos de algún dogma identitario.

III. Mi cuerpo
yace
traspasado.
Ese tajo no se me cura pero siempre estrena nuevas cicatrices. Puedo devorar enfermedades que hacen a otros devenir cronistas deportivos, vendedores de letras de stencil o trabajadores sociales disfrazados de autores literarios. Soy un@ enferm@.

IV. Profeso. Proferir. Creo en estar-con todo pensamiento crítico que abrace la complejidad. Se trata de una fe sin Eglise. La conversación sin chantajes ni palmadas en la espalda. Leo para seguir gozando.

V. Mi boca sabe, mi ojo sabe a mi boca, mi lengua conoce ese ojo. De Motete no me molestan sus pestes.

VI. Adoro los ahogos, succionar, lamer y triturar. Con Motete descubrí donde el calamar cocina su tinta y porque algunos olores no abandonan ciertas esquinas del cuerpo.

VII. Mi biblioteca es una cosa seria. Los días de lluvia allí los corales hablan y constatan que no existe periodismo crítico, publicado en papel, en el archipiélago Caribe.

VIII. No soy un funcionario de la sociedad, mucho menos un ciudadano ni agente de cambio para la Historia. No creo que haya diferencia entre la coronación de una reina de belleza o el descubrimiento de una fosa común. Cualquier acontecimiento histórico es indiferente desde el punto de vista de este más allá subterráneo. Sin embargo, esto no significa que evite tantear particularidades éticas o políticas. Los acontecimientos me llegan sólo en la medida en que sus actores son parte, conscientes o no, del circuito de intensidades al que estoy conectado. Las legitimidades de ustedes no son idénticas a las significaciones que le abrotan a aquellos que están en otro lugar.

Voy de vez en cuando por:
Cáscara, El pozo sin fondo, Hotel Saturno, La casa naranja, Últimos días de Fidel, Rizomas, Papá Ubu, Enrisco


Para los que acepten, a continuación las reglas:

1. Cada jugador dice 8 cosas sobre sí mismo.
2. Las personas que han sido seleccionadas por el jugador tienen que escribir en su blog 8 cosas sobre ellas y escribir las reglas.
3. Al final de tu escrito tienes que seleccionar a otras 8 personas y escribir sus nombres/blog.
4. No te olvides de dejarles un comentario - que han sido seleccionadas para este juego - y leer su blog.

Entradas más populares de este blog

(Bendecidos)

El "hermoso hoy": Discurso pronunciado por Eduardo Lalo con ocasión de la entrega del Premio Rómulo Gallegos (2013) a Simone.

Radical-Izarse